Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para gestionar el portal, recabar información sobre la utilización del mismo, mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tu navegación. Puedes hacer click en aceptar para permitir el uso de cookies. Política de cookies

aceptar
   01/24/2017 11:27:00    0 Comments
SEGUNDA MANO, SEGUNDA VIDA. RECICLAR ESTÁ DE MODA.

Efectivamente, reciclar está de moda. No es una moda efímera, es una tendencia que llega para quedarse. Cada vez más y a nivel mundial, los países, la política y el mercado invierten en métodos, leyes y medidas a favor del cuidado del medio ambiente y en hábitos de vida que apuestan por la sostenibilidad.

La sostenibilidad ambiental implica lograr resultados de desarrollo sin amenazar las fuentes
de nuestros recursos naturales y sin comprometer los de las futuras generaciones.



Pero, ¿qué puedo hacer yo?

No sólo se trata de separar el plástico del papel. Reciclar es mucho más. Normalmente, nos ceñimos a un concepto limitado y cerrado. El reciclaje es una acción que realizamos justo cuando nos deshacemos, tiramos o desechamos algún material o algún producto.

Y, ¿qué pasa si ampliamos este concepto, si lo planteamos como un proceso más abierto? El mercado nos invita a un consumo periódico y constantemente con nuevos modelos de los aparatos electrónicos. Las empresas tecnológicas imitan a la industria de la moda y nos ofrecen nuevas funcionalidades, nos venden aspectos novedosos de un mismo producto cuya vida útil viene preestablecida de antemano.

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida útil
 de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa 
durante la fase de diseño de dicho producto, éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.

La concienciación y el compromiso con aspectos como el medioambiente y la sostenibilidad de cada uno de nosotros pueden dar lugar a invertir situaciones o tendencias de consumo que contribuyen a la contaminación del agua, suelo y aire, además de al cambio climático y afectar a los ecosistemas y a la salud humana.

Cambiar ciertas rutinas y hábitos en nuestra vida diaria se convierten en actos importantes para el ahorro de materias primas, la conservación de los recursos naturales, del clima y al desarrollo sostenible.



Reutiliza y ahorra

Reciclar está de moda. Reutilizar está de moda. Segunda mano, segunda vida. Si, especialmente en el mundo de la informática y la electrónica, donde la industria mantiene una oferta periódica de nuevos aparatos que hacen que nos deshagamos mucho antes de lo previsto de nuestros ordenadores, smartphones, etc.

Consumidor responsable: Es una manera de consumir bienes y servicios teniendo en cuenta,
además de las variables de precio y calidad, las características sociales y laborales del entorno de producción
y las consecuencias medioambientales posteriores.

El valor de la REUTILIZACIÓN está en la concienciación, en el convencimiento de un consumo responsable por nuestra parte. Se trata de concebir la segunda mano y la reutilización como conceptos positivos y adherirlos a la idea del ahorro y así contribuir en la defensa del medio ambiente valorizando los recursos naturales. Elementos como el níquel, zinc, mercurio, coltán o arsénico contaminan el suelo de países de países importadores de residuos informáticos. ¿No te parece esto un buen argumento para apostar por la reutilización?

Dále una segunda vida a tus equipos.

Share This Post :

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Type Code